Colombia: Un lugar lleno de Respuestas

Usco investigativa y desarrollo social

José Eliseo Baicué Peña

La educación superior es indudablemente un factor primordial de movilidad social y económica, que desempeña un papel estratégico por su capacidad para generar conocimientos e innovaciones tecnológicas, como inductora del desarrollo endógeno. Es ella la que se dedica, en mayor parte, a explorar el desenvolvimiento tecnológico, función que hoy más que nunca, está inmensamente ligada al progreso económico y social; por lo que las universidades ofrecen un gran cúmulo de información cultural, social, económica, y proporcionan un impacto social y estratégico trascendental.

Pero en el mundo globalizado de hoy, se está hablando que las universidades investigativas o de investigación, son las que más contribuyen al desarrollo de las regiones y países. Y esto, por supuesto, tiene su explicación lógica desde diferentes puntos de vista. Además, no olvidemos que la educación superior presenta hoy en día, como una de las características de calidad, la práctica investigativa. Ahora bien, cuando se habla de investigación en las instituciones de educación superior se hace referencia no sólo a hacer investigación, una de las misiones sustantivas de aquella, sino también a utilizarla pertinentemente en la docencia y a preparar a los estudiantes para leerla e irse preparando para hacer investigación, para innovar y para formarse como ciudadanos proactivos y productivos.
Recordemos que con la aparición del enfoque Humboltiano en el siglo XIX, nace en Europa el modelo de universidad investigativa, en la cual el proceso investigativo es consustancial a la educación; de esta manera, a la tradicional función de docencia que había prevalecido hasta ahora, se le suma a la universidad, una importante función investigativa. A partir de allí, se instauró una clasificación entre universidades con énfasis investigativo donde predominan los postgrados y la investigación científico-tecnológica y las universidades profesionalizantes donde se privilegia la docencia en la formación del egresado.
La ley 30 de 1992 establece que todas las universidades deben tener investigación de alto nivel; es decir, investigación en sentido estricto, mediante procesos generadores de nuevo conocimiento (investigación científica y tecnológica). Para las universidades, esta exigencia se concreta en los programas de Maestría y Doctorado, los cuales deben demostrar un componente investigativo serio, para obtener su respectivo registro ante el Ministerio de Educación Nacional.
En este orden de ideas, y atendiendo al papel que viene cumpliendo la Universidad Surcolombiana en estos 40 años de vida académica, relacionado con el trabajo articulador que, en diferentes facetas, ha contribuido al desarrollo del departamento del Huila y de la Región Surcolombiana, me parece que es preciso apoyar más esta Casa de Estudios.
El miércoles anterior Colciencias entregó información nueva en la que expresa que la USCO logró la categorización de ocho nuevos grupos de investigación, lo que implica un buen trabajo en este sentido, y una enorme contribución al proceso de acreditación institucional. El profesor Nelson López Jiménez, desde el grupo PACA avanza a buen ritmo en la creación del primer doctorado en la Universidad. 23 Doctores, tres maestrías propias, más de 20 especializaciones, y primeros lugares en las pruebas ECAES, evidencian, entre otros aspectos, que la Universidad está cumpliendo pese a las dificultades que debe sortear dentro del ejercicio del cumplimiento de su misión. Entre otras cosas, como dice Douglas North, altibajos propios de las instituciones estatales.
Sin embargo, no basta con que haya una comunidad universitaria comprometida con el posicionamiento y buen nombre de su alma mater. Se necesita, más apoyo de los gremios, de la clase dirigente (ENHORABUENA LA GESTIÓN QUE ESTÁ HACIENDO LA ADMINISTRACIÓN DEPARTAMENTAL PARA LA CONSECUCIÓN DE UN TERRENO DONDE LA USCO CONSTRUYA UNA CIUDADELA UNIVERSITARIA), de los egresados, de los gobiernos municipales, departamentales y nacionales, y por supuesto, de los Honorables Congresistas huilenses, que tanto le pueden aportar a la Universidad desde diferentes aristas. La Universidad Surcolombiana, sin más espera, debe convertirse en el centro de atención de todos los líderes del departamento, y ser el foco receptor de los grandes proyectos, de las grandes investigaciones, de las grandes publicaciones, de las grandes acciones que hagan ver que esta tierra cálida y amable, es mucho más que una zona de un absurdo conflicto armado y de un excelente festival folclórico.
Superemos la crítica vana y los comentarios insulsos que sustentan que la Universidad es sinónimo de drogas, de vandalismo, de vagancia y de ocio; la USCO es mucho, pero mucho más que eso. Con esto no estoy diciendo que no se den estas cosas, pero por favor, NO MIREMOS MÁS EL PUNTO NEGRO EN LA SÁBANA BLANCA Y CONVIRTAMOS LA USCO EN UN ÍCONO DE TODOS LOS HUILENSES.

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Ayudemos a construir conocimiento en forma solidaria.
Esta es una sugerencia desde la Diversidad para hacer Universidad.

SUSCRIPCIONES

Recibe nuestras publicaciones por email. Escribe tu email aquí::

Por favor no olvides confirmar tu suscripción desde tu correo. Gracias.
Administrado por FeedBurner