Colombia: Un lugar lleno de Respuestas

La Usco se acredita

Editorial-Agosto 19 de 2010
Diario del Huila
Con la certificación de alta calidad académica alcanzada por ocho programas de pregrado y la recertificación por cuatro años más a otro, la Universidad Surcolombiana avanza con paso firme rumbo al selecto club de los centros de educación superior de Colombia con acreditación institucional y da señales ciertas de estar saliendo de la crisis administrativa y de cogobierno que la mantuvo postrada por casi una década.

El mejoramiento de la calidad académica de la Usco ha sido reconocida nada menos que por el Ministerio de Educación Nacional, a través del Concejo Nacional de Acreditación, CNA, que acreditó los programas de Ingeniería Agrícola, Ingeniería de Petróleos, Comunicación Social y Periodismo, Contaduría Pública, Administración de Empresas, Enfermería, Educación Física y Lengua Extranjera Inglés, y reacreditó por cuatro años más el Programa de Medicina.


Se trata de una certificación muy importante la recibida por los programas arriba mencionados, puesto que la Universidad es responsable de la formación de profesionales capaces de crear conocimiento, de proponer nuevas formas de análisis y nuevas herramientas y relaciones de trabajo en todas las áreas, que aporten al desarrollo, la convivencia, el bienestar y la prosperidad en la región en la que se desenvuelven.

La educación superior es, en síntesis y como dice la Constitución, un servicio público que tiene una función social estratégica y que por tanto debe ser prestado con la mayor calidad posible.

En este contexto la evaluación y la acreditación del nivel académico de las universidades han pasado a convertirse en imperativos, ya que garantizan a la sociedad la calidad y credibilidad de los procesos educativos y sus resultados. La acreditación tiene un papel estratégico dentro de la política orientada a promover el mejoramiento del Sistema de Educación Superior.

Se trata ni más ni menos, de una de las formas en que las instituciones responsables de la educación superior están obligadas a rendir cuentas ante el Estado y la sociedad sobre el servicio que prestan.

Es justo en este contexto, reconocer y respaldar los esfuerzos que ha emprendido la actual administración de la Usco para ordenar la Casa de Estudios en lo administrativo y lo académico, alcanzar un clima de estabilidad institucional y encausarla nuevamente por los senderos que su misión, visión y objetivos le trazan en favor de sus estudiantes y la sociedad que la rodea, razón de ser de su existencia.

En eso debemos hacer causa común todos los huilenses, para contribuir a fortalecer a la Usco de la crisis a uno de los mayores patrimonios de las presentes y futuras generaciones de esta región, a la que la venían postrando las pugnas internas por el poder, los yerros administrativos y algunas malas influencias externas.

La mejor y más contundente justificación de sus merecimientos es que en las cuatro décadas de vida institucional y de servicio a la sociedad, que cumple por estos días, el Alma Mater de los huilenses ha egresado más de 22 mil profesionales en las diversas disciplinas del conocimiento, muchos de ellos ubicados hoy en distinguidas posiciones nacionales e internacionales, que han aportado significativamente al progreso de la región y el país. Como dice una consigna universitaria: la Universidad no nos pertenece, la hemos tomado prestada de nuestros hijos, ¡fortalezcamosla!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Ayudemos a construir conocimiento en forma solidaria.
Esta es una sugerencia desde la Diversidad para hacer Universidad.

SUSCRIPCIONES

Recibe nuestras publicaciones por email. Escribe tu email aquí::

Por favor no olvides confirmar tu suscripción desde tu correo. Gracias.
Administrado por FeedBurner