Colombia: Un lugar lleno de Respuestas

Ciencia “no ética”

¿Qué sucedería si contáramos con la tecnología que posibilitara infiltrarse en el estado del sueño de otro y robar sus pensamientos, sueños e ideas? Obviamente ya tendríamos castas de mafiosos intentando comercializar o clonar productos ilícitos, con este fin.

Christopher Nolan (el genio de Matrix y otras grandes producciones cinematográficas) desarrolla esta percepción en su film “El Origen”, una ficción que se exhibe por estos días.

Leonardo DiCaprio, en la cinta encarna a un ladrón que construye y vende sueños para distorsionar la vida real. De este oficio surrealista que actúa sobre el mundo infinito del subconsciente humano, no se conocen referencias previas, y menos en la historia del hampa.


La creativa propuesta de Nolan nos conduce al fascinante camino de la ciencia “noética”. Se sabe que la ciencia “noética” es la disciplina que investiga la naturaleza y potenciales de la conciencia, empleando para ello múltiples métodos, incluyendo la intuición, el sentimiento, la razón y los sentidos. Explora el mundo interior de la mente (la conciencia, el alma, el espíritu) y cómo se relaciona con el universo físico.

En filosofía, el término “noética” se usa en relación con Aristóteles, su doctrina del intelecto, del entendimiento. Proviene del verbo griego noew (infinitivo, noein; el sustantivo sería nous), que significa “ver discerniendo”, de donde se deriva “pensar”, con un significado próximo a “intuir”, en el sentido de “ver inteligible”.

Por fortuna, existe el “Instituto de las Ciencias Noéticas”, fundado en 1973 por Edgar Mitchell. Si no lo recuerdan (o no lo saben) Edgar Mitchell es el ex-astronauta que participó en la misión Apolo XIV, el 6º humano en pisar luna y dar el paseo más largo de 9h17m. No sólo es famoso por su carrera en la Nasa, sino por ser firme creyente en los fenómenos paranormales y en el fenómeno Ovni

El “Instituto de las Ciencias Noéticas” nació con la intención de aglutinar todas las diversas filosofías y teorías que versan sobre el concepto de “lo mental”. Instituto abierto y sin ánimo de lucro cuyo único fin es entender el funcionamiento de la mente, respetando todos los puntos de vista que sean serios y rigurosos, ya que su fin es ayudar a entender la verdad sin los prejuicios de la ciencia moderna. Recomendable para gerentes, líderes y dirigentes, a bajos costos. A lo mejor perfeccionamos nuestra calidad de vida.

Tomado de La Nación

0 comentarios:

Publicar un comentario

Ayudemos a construir conocimiento en forma solidaria.
Esta es una sugerencia desde la Diversidad para hacer Universidad.

SUSCRIPCIONES

Recibe nuestras publicaciones por email. Escribe tu email aquí::

Por favor no olvides confirmar tu suscripción desde tu correo. Gracias.
Administrado por FeedBurner